energia , salud, sustento, arte

A 100 años del Natalicio de Juan Rulfo

Juan Rulfo fue vendedor de llantas, agente migratorio, recaudador de rentas y escritor, y no cualquier escritor, sus dos principales obras “El llano en Llamas y Pedro Páramo, lo llevaron a ser un digno representante de la narrativa hispanoamericana.

Nacido el 16 de Mayo de 1917 en la Comunidad de Apulco en el Municipio de Sayula del estado de Jalisco, este martes se festejarán los 100 años de su natalicio, en un evento en el Bibliotecarios de la Red Estatal realizarán una lectura en voz alta de historias como “El Llano en Llamas”, “Macario”, “Es que somos muy pobres”  y “Anacleto Morones”, en el Palacio de los Poderes a las 17:00 horas en la ciudad de Guanajuato.

Juan Rulfo tiene antecedentes familiares con el movimiento insurgente. Vive una infancia alcanzada por el movimiento cristero y su familia cae en la desgracia económica.

Casi al término de su infancia es ya huérfano, primero de padre y luego de madre, siendo educado por su abuela. A los 15 años emigra a la Ciudad de México, continúa sus estudios de filosofía y letras a la par que realiza diferentes trabajos como agente migratorio y recaudador de rentas. Tiempo después se ocupó de la distribución de la tripulación de los barcos alemanes e italianos que se refugiaban en México durante la guerra.

Para 1940 escribe una novela sobre la Ciudad de México que finalmente por considerarla mala la destruye. En 1942 publicó su primer cuento “La vida no es muy seria en sus cosas” y para 1945 publicó “Nos ha dado la tierra”.

Posteriormente en 1947 trabajó en la compañía Euzkadi como vendedor de neumáticos. En 1953 publicó el Llano en llamas que contiene 15 cuentos, libro que se ha traducido a más 20 idiomas. En 1953-54 Rockefeller lo subsidia para que escriba su gran novela “Pedro Páramo”. Novela que rompe el tiempo y el espacio.